Sifu Rafael González

Sifu Rafael Gonzáles
Sifu Rafael González
Foto por: Walter Leonard

Comenzó en las artes marciales a la edad de 12 años, emprendiendo y adquiriendo rangos en diferentes disciplinas. Shotokan Karate, Aikido, Shaolin Kung Fu, Jujutsu Japonés (Cinturón Negro). A los 18 años empezó a entrenar en gimnasios de Kickboxing y Jeet Kune Do (concepto ideado por Bruce Lee), donde pudo experimentar por vez primera lo que era el dolor de un golpe, pues en las artes marciales donde había aprendido todo se practicaba de manera simulada y coreografiada, bien lejos de la realidad. Fue a la edad de 19 años donde encontrándose en una situación de peligro, que le hizo notar lo inservible de la forma en que había aprendido muchas cosas, decide indagar de manera más profunda en la realidad del peligro callejero y la vulnerabilidad del hombre. Encontró que usualmente se le hacía más fácil pelear con personas más pesadas ya que normalmente eran más lentas sin embargo cuando se encontraba con personas delgadas donde la velocidad era similar se daba cuenta que el combate se volvía parecido a un choque de trenes y que realmente todo consistía en quien resistía más golpes, pues el concepto de absorber la fuerza de un oponente le era desconocido.

Estando en un gimnasio de Jeet Kune Do, la curiosidad por aprender más sobre Bruce Lee y su efectividad era inevitable. Todos hemos crecido admirando al actor de cine, pero en este caso la curiosidad era genuina, el deseaba aprender a defenderse real y efectivamente. Así que leyendo sobre Bruce, se dio cuenta que gran parte de los conceptos e ideas que poseía, provenían de un arte marcial llamado Wing Chun. Siendo casi inexistente en la isla de Puerto Rico, como cosa del destino, un día paso por una tienda de efectos orientales que estaba en su último día de liquidación y se topó con que en el mostrador quedaba la ULTIMA tarjeta de un instructor de Wing Chun. Fue ahí donde comenzó la historia de nuestro instructor. Por más de 15 años se mantuvo viajando y aprendiendo de diferentes instructores del arte. Dichos nombres pueden ser corroborados con título y fotos bajo privacidad para proteger la identidad de los mismos sin problema alguno.

El nombre variaba, o sea se escribía de manera distinta en diferentes escuelas (Wing Chun, Wing Tsun, Ving Tsjun), pues cada linaje del arte es distinto. He aquí el por qué la diferencia de los nombres. A veces el cambio de nombre se debía a que el dialecto era distinto, o ya sea porque algún maestro entiende que lo que había desarrollado era único y prefiere patentizar su currículo al asignarle una manera de escribirlo distinta. Sin embargo, todos venían del linaje de Ip Man (Yip Man). Muchos maestros fueron buenos, muchos malos. Sin duda alguna todos sirvieron para mostrar que hacer o que no hacer. Esto le ayudo a nuestro instructor a encontrar maneras más efectivas para enseñar el arte, maneras más simples y prácticas de hacer las cosas, y todo lo puso a disposición de sus estudiantes. Es la intención de nuestro instructor brindarle a sus estudiantes una experiencia totalmente distinta a la cual él tuvo.

La fortaleza que más resalta en Sifu Rafael es la capacidad de transmitir la información a cualquier persona, de tal manera que el tiempo de aprendizaje es grandiosamente acortado en comparación a otros maestros. Sifu Rafael continua avanzando en su búsqueda por la verdad día a día, es de esta forma que puede proveerle a la comunidad de IAWC la información más actualizada y pertinente según evolucionan los tiempos.