La Técnica Invencible

Cuando un estudiante comienza su camino en las artes marciales, si es uno de esos estudiantes que verdaderamente le interesa, una preocupación genuina ocupa su cabeza. Esta preocupación muchas veces se disfraza de entusiasmo, pero realmente no es nada más que ansiedad por saber.

Saber que? Saber la técnica que finalmente lo hará sentir seguro.

Después de todo, si no fue por hobby o por recrearse, lo hizo para remover esa preocupación interna con la que carga. Esa preocupación que siempre lo tiene pensando: “Si me pasara algo, lo que sé, me serviría para defenderme? Es esta pregunta la que usualmente hace que un estudiante esté buscando “La Técnica Invencible”, lo avanzado, lo que hará que el luzca o se proyecte como alguien con el cual nadie se mete.

Aún las personas que jamás han pisado una academia de entrenamiento, son rápidas en juzgar al ver algo en algun video. “Esa técnica no sirve” es algo que vemos a diario, aquellos que nos atrevemos a poner nuestro contenido a la merced de las redes sociales.

Todo se juzga a través de la técnica, es decir X Tirada, X puño, X llave o X estrangulación.

Pregunta que hago: Cuando usted ve a un fisiculturista y se siente intimidado, usted se intimida porque tiene miedo a que el lo golpee con algún plato del gimnasio? O se siente intimidado porque reconoce que posiblemente esta persona lo sobrepasa en fuerza? Posiblemente la respuesta es la segunda.

Que quiero decir con esto? Que el entrenamiento de resistencia que esta persona hace a diario incremente su fuerza y la fuerza es un ATRIBUTO, no una técnica. Técnica sería la forma en que el levanta los platos o los dumbbells cuando entrena.

De la misma forma que un fisiculturista entrena su fuerza, las artes marciales no consisten solamente de entrenar “técnicas”. Usted puede tener 100 formas de lanzar un puño y yo solo una, pero si mi puño llega siempre antes que los 100 puños que usted pueda lanzar, es la técnica lo que esta haciendo la diferencia? No. La diferencia la hace la velocidad en este caso, y la velocidad al igual que la fuerza es un atributo. Un boxeador golpea la pera para trabajar su coordinación y resistencia en los hombros, pero jamás ve a un boxeador peleando en el ring de la forma en que le pega a la pera.

Constantemente le enseño a mis estudiantes que el seguir buscando “La Técnica Invencible” es como Juan Ponce de Leon buscando la fuente de la juventud. Es una falacia, no existe. TODA técnica tiene su némesis o sea su contratécnica. Al igual que el ajedrez, cada ficha se mueve de cierta manera, pero es la agilidad con la que el jugador mueve las fichas lo que da la victoria.

En I AM WING CHUN usualmente nos basamos en 10 Pilares:

  • Mentalidad
  • Estratégia
  • Reacción Visual
  • Reacción Tactíl
  • Coordinación
  • Estámina
  • Fuerza
  • Velocidad
  • Flexibilidad
  • Balance

Entiendo que el dominio de estos atributos es lo que hace que una técnica logre ser efectiva y la ausencia de estos nos lleva a todo lo contrario. Usted se puede desgastar toda la vida aprendiendo técnicas, pero si usted no logra el dominio de los atributos necesarios, es similiar a un Ferrari sin motor o sin gasolina, se ve muy precioso por fuera, pero al no tener lo escencial, lo que no se ve, hará que todo su progreso sea un estancamiento perpetuo.